Crítica: Batman The Dark Knight

Como persona neutra frente al cine de DC y Marvel, tengo que decir lo siguiente: nunca he sido un gran fan de los superhéroes. Es cierto que le tengo aprecio a la primera trilogía de Spiderman por haber formado parte de mi infancia, o que me he visto la mayor parte de los filmes de ambas compañías y, me gusten más o menos, sé reconocer (o lo intento) cuándo son buenos o malos. Sin ir más lejos, la segunda película de ambas trilogías de Spiderman me parecen directamente buenas (7/10), tanto como me lo ha parecido Wonderwoman con Gal Gadot.

No obstante, tengo que reconocer otra cosa: Batman me puede. Desde siempre. Es el único superhéroe que me ha marcado (lógicamente, a nivel puramente personal) y me ha hecho preguntarme un sinfín de cosas. Todo lo que rodea a éste personaje tiende a gustarme (¡si hasta me gusta Batman & Robin, y es de los peores filmes que jamás he visto!),  ya sea en el cine o en el sector de los videojuegos… o directamente en el de los cómics.

Cuando me preguntan qué películas concernientes a este superhéroe me parecen brillantes – dejando de lado la animación -, siempre suelto “Batman Returns” de Tim Burton (un film maravilloso, que recomiendo a todo el mundo) y la trilogía de Christopher Nolan. No voy a hablar en detalle sobre ella hoy; voy a centrarme en su segundo título, “The Dark Knight” o “El Caballero Oscuro” en España.

Tengo un top x de películas como todo el mundo; en mi perfil de Filmaffinity (Yuee12), tengo a ésta en tercer puesto. Sé que no es la mejor película del mundo, pero es sin lugar a dudas unas de mis preferidas, un film que me ha cautivado imposiblemente hasta el punto de haberme llevado a verlo más de cuatro veces. ¿Y queréis saber lo peor? A pesar de que el tono y los temas no son los mismos a “Inside Out”, me ha pasado lo mismo: por cada vez que he visto la película, más maravillado me he sentido.

Christopher Nolan consiguió traernos, en su momento, un film sin ningún tipo de agujero en su guión: todo lo que sucede en “El Caballero Oscuro” es coherente. Algunos intentarán darle la vuelta al asunto y alegarán que no es así, que han encontrado fallos innegables que más adelante os presentaré. Desde luego, no es un problema de escritura sino de percepción, o una confusión entre qué es coherente y qué opina uno. Aquí entra de nuevo esa diferencia entre la objetividad y la subjetividad de la que tan acostumbrado estoy a hablar.

Volviendo a lo que ahora mismo importa – y pecando de repetirme por mera acentuación -, nos hallamos frente a un film de los que ya no se hacen. Un thriller sin igual que fácilmente se podría comparar a grandes obras del género, entre las cuales por cierto el propio Nolan ha sido director (Inception, Memento, …). Al ver “The Dark Knight”, no nos hallamos frente a un superhéroe que hace cosas molonas sólo por impresionar. Encontramos a un Bruce Wayne más humano y mejor interpretado que nunca, un hombre con un desarrollo psicológico exquisito que desde mi punto de vista culmina en su mejor momento aquí. Junto a él, tenemos a James Gordon y una serie de personajes, entre comillas, secundarios que no se quedan atrás, pero que claramente no están al nivel de importancia de Batman, el Joker (interpretado por el fallecido Heath Ledger) y Harvey Dent (el brillante Aaron Eckart).

Es imposible hablar de esta película sin mencionar a los tres representantes de la función: llevando tres de las mejores (sino las mejores) interpretaciones masculinas que he visto en toda mi vida, Bale, Eckart y Ledger dan vida, sustancia y coherencia a sus personajes con sus impresionantes dotes profesionales. No obstante, comparto la opinión (o la visión) de mucha gente al decir que Ledger está (estaba) un paso por delante. Éste señor consiguió crear un Joker enteramente propio, e hizo un trabajo que jamás había visto llevar con tanto fervor en la industria del cine. Es fácil para muchos compararlo con Jack Nicholson y decir que este último lo hizo mejor, cuando Nicholson se limitó a interpretar al Joker, mientras que Ledger creó su propio nombre, y no hay nada más que ver la gozada de actuación que lleva frente a la cámara: los gestos faciales y físicos, las miradas, la interaccción que tiene con los demás… Leyendo o viendo entrevistas, aunque sea muy por encima, uno se da rápidamente cuenta de que Ledger estaba enteramente metido en el papel (sin importar el motivo). El propio Eckart contó una anécdota muy interesante que os resumiré ahora mismo: al parecer, Ledger pasó una hora preparándose la escena del hospital con el personaje de Dent haciendo ruidos extraños (gruñidos) y lanzando miradas intensas a todo el mundo para prepararse, y el propio Eckart se lo quedó mirando todo ese tiempo postrado en la cama para que su interpretación fuera más creíble a la hora de hablar con el Joker.

Más allá de la interpretación y del nivel difícil de igualar del guión, Nolan consigue escenas increíbles llevando la cámara en mano y creando un toque oscuro y realista llevado por voluntad propia. Los temas que toca en “El Caballero Oscuro” no son otros que los que encontraríamos en el telediario todos los días, y no necesita dejarse llevar por el gore o la descripción grotesca y excesivamente gráfica para revolvernos el estómago. Fácilmente, os pondría el ejemplo del “lápiz mágico” del Joker, o del teléfono escondido en el vientre de… Bueno.

tumblr_notdkcMQnN1upo2f3o1_1280.png

La música, como era de esperar del brillante señor Hans Zimmer, incrementa el potencial de éste film y asienta mucho mejor lo que vemos: sin dejarse llevar por sentimentalismos innecesario, Hans y Christopher complementan ésta oscura historia de Batman con momentos duros y emocionales, pero nunca melosos. Batman nos es presentado como un ser humano más, que quiere hacer las cosas bien pero que mientras tanto comete errores y se hace un montón de preguntas (en especial en cierto punto del film que no os spoilearé). En fin, todos conocemos la brillante escena del interrogatorio al Joker, o ése apoteósico final que pocas películas consiguen llevar tan exageradamente bien.

5702996e796c4ea9e8a3953cbdce5738.jpg

Pasando a la zona de spoilers, antes os hablaba de cierto número de “fallos argumentales” que algunos dicen haber encontrado para desacreditar este film, como podría serlo la evolución de Harvey Dent de ser el político correcto y el caballero blanco a ser el villano final de la función: decir que éste cambio es instantáneo no muestra un fallo en el guión, sino un fallo de percepción meramente personal que puede deberse a no haber prestado atención a la pantalla. Harvey Dent nunca nos es presentado como una persona perfecta, y como Batman, comete sus propios errores: antes de lo que le sucede a Rachael, se enfada y está a punto de dispararle a un hombre al que interroga después de la “muerte” de Gordon. Luego, Rachael muere y Harvey pierde la mitad de su rostro y se convierte en Dos Caras; estando débil física y mentalmente, el Joker aprovecha para acercarse y “empujar su locura”. Una persona con problemas psicológicos es fácilmente influenciable, y el Joker se aprovecha de ello. Al final, nos encontramos con un Harvey Dent que quiere vengarse de la persona con la que todos sus males han empezado: James Gordon.

Os daría más detalles, pero creo que me he extendido lo suficiente y no quiero que una crítica se convierta en una novela aburrida. Por supuesto, podéis contactar conmigo para charlar sobre el film, para hacerme preguntas o para cuestionar cualquier cosa que haya podido decir y que os parezca errónea.

the-dark-knight.jpeg

Resumiendo: Batman “The Dark Knight” no es sólo una de mis películas preferidas, sino mi thriller predilecto, el recuerdo de que a pesar de que no soy gran fan de los superhéroes, éste en particular me ha cautivado desde muy pequeño, pasando por el díptico de Burton y de Schumacher, por los videojuegos de “Arkham”, por los tantos cómics que existen y por ésta misma trilogía de Nolan. Ojalá “El Caballero Oscuro” se apreciara más de lo que se suele decir, pero claro está, siempre habrá gente que dirá que el triste intento fantástico de Zack Snyder por hacer un film de Batman maduro está mucho mejor logrado que el de Nolan. “Gustos”.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s