Crítica: Spiderman – Homecoming

A veces, cuando voy a ver una película de superhéroes y reconozco no ser particularmente un fan de éste género, me sueltan que no tengo derecho entonces a criticar un producto porque no me gusta… pero ésto es como todo: que algo no me agrade o no me capte tanto como lo haría una cinta de Christopher Nolan no significa que no sepa ver qué tiene de bueno y qué tiene de malo.

Marvel no me gusta y he visto la mayor parte de sus películas. Me es fácil decir que películas como la primera de “Thor”, la segunda de “Iron Man” o algunas de las películas de los “X-Men” son meh o reguleras, pero tampoco tengo ningún problema para reconocer que “Iron Man” y “Iron Man 3”, que “Thor 2” o que “Spiderman 2” son películas muy buenas que aportan algo nuevo al género, cada una por su lado. Como éstas, también os puedo poner el ejemplo de “X-Men”, “X-Men 2”, “Logan” o “The Amazing Spiderman 2”. En fin, ya entendéis por dónde va la cosa.

Ayer 28 de julio de 2017 fui a ver la nueva cinta de “Spiderman”, una reimaginación de lo que era la trilogía original, de lo que fue el díptico con Emma Stone y Andrew Garfield que siguió y directamente de lo que lo eran los cómics. La más fiel en cuanto a caracterización, por lo menos de Peter Parker (y apuntando que he leído muy pocos cómics de Spiderman), me parece ésta “Spiderman: Homecoming”.

Se trata de una cinta positiva, un poco por encima de la media, que resulta entretenida y que intenta hacer algo nuevo con el superhéroe que todos conocemos: la interpretación currada de Tom Holland lo deja meridianamente claro, guste más o guste menos. Otros factores demuestran que el señor Jon Watts trata de mostrarnos algo que no habíamos visto y, por desgracia, se estanca en un guión no muy bien escrito, con varias lagunas y trampas argumentales, en lugar de conseguir su verdadero objetivo.

No voy a spoilearos nada, pero por dar algunos ejemplos, diría que el cambio de actitud de Peter Parker en comparación con la trilogía original es muy evidente. De por sí, es un personaje de quince años interpretado por uno de, ¿cuántos? ¿Diecinueve? Peter es gracioso e ingenioso, y hay escenas en las que te puede hacer reír (hay una en particular, en el coche, donde está con su cita y ésta le enseña una foto cuqui en el móvil; Peter la mira y se ríe de forma muy forzada, y algo tan natural como ésto a mí me hace reír), pero otras en las que el guión intenta ser demasiado original con sus chistes y en lugar de utilizar bien el humor, lo desaprovechan, hasta el punto de ser un constante intercambio de chistes (muchos forzados) al nivel de “Código Lyoko”.

La tía de Peter es otro ejemplo: la actriz que la interpreta y el carácter que nos exponen intentan darle un poco la vuelta a esa anciana y frágil mujer que todos conocíamos en la trilogía original, pero al final, se queda en un personaje meramente secundario que sale menos que Iron Man… y me parece bastante vergonzoso. Entiendo que Marvel tiene por costumbre cruzar a sus superhéroes, pero una cosa es darles un papel para enriquecer la historia y otra es robarle el protagonismo a la mismísima tía May.

“Spiderman: Homecoming” también se estanca en clichés del género que todos hemos visto y llega a un punto que recuerda fácilmente a cualquier capítulo de Naruto. [Spoilers] Os pongo en situación: en una de las escenas finales de la cinta, Peter está enterrado debajo de un montón de escombros de un edificio que se le ha venido abajo y, en un principio, joder, la puesta en escena, la música, los colores y la actuación de Tom Holland te hacen sentirte sofocado y te lo crees enteramente. ¡Incluso Peter se pone a llorar de impotencia y te lo tragas enteramente, porque es un niño de 15 años, por muy superhéroe que sea! Pues toda ésta brillantez se destroza en cuanto empieza a sonar la típica música épica que te anuncia: “va a salir con un par de huevos”. Y en efecto, se pone en pie, a gritar, y sale él solito. Sé que es un superhéroe y tal, pero joder, si me quieres intentar mostrar algo distinto… Hazlo sufrir de verdad; no seas tan dulce con tus personajes porque es de todo menos coherente para lo que me estás contando.

Como éste, hay otros fallos en la película, y luego están esos agujeros argumentales de los que os he hablado: personajes que hacen las cosas porque sí, situaciones forzadas, y clichés tan conocidos como un día sin pan en la Francia del siglo XVIII.

Tampoco voy a ponerme a atacar la película, porque de nuevo, me ha gustado bastante y me ha parecido muy entretenida y digna, pero para nada llega a ser buena… bajo mi percepción en todo caso. Os recomiendo verla si sois fans del superhéroe o de Marvel en general y bueno, tampoco tenéis por qué gastaros los 10 euros en el cine: no creo que verla en Blu-Ray en vuestra casa os cambie mucho la experiencia.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s