Crítica: Star Wars VIII – The Last Jedi

Al igual que con “Batman vs. Superman” o “el Despertar de la Fuerza”, me he encontrado con un campo de batalla muy reñido por dos grupos increíblemente férreos: los que defienden y los que critican el film. En este caso, no obstante (al igual que con su precuela), me he encontrado con un mayor sentimiento de ofensa y de disgusto en el público. He leído críticas buenas acerca de “Los últimos Jedi”, y otras también negativas, pero cuando leo la opinión del público per se a nivel global, y no la de la crítica, me doy cuenta de que la película no ha gustado.
Se suponía que tenía que ver el film el día 16 de diciembre, pero como no pudo ser, fui finalmente ayer (el 21). Desde hacía dos años, tenía muchas expectativas puestas en este proyecto, porque “el Despertar de la Fuerza” las había respetado; J. J. Abrahams trajo un film innovador en la franquicia, una continuación de lo más interesante con personajes llamativos aunque con un nivel de “fan service” demasiado alto, el cual desteñía bastante la película (en especial en un momento clave que no spoilearé por motivos obvios).

Ahora, Rian Johnson toma el relevo de la trilogía y aporta un film igual de competente. “Los últimos Jedi” me ha gustado tanto como “El Despertar de la Fuerza”. Mientras que esta segunda tenía una estructura muy inteligente y una puesta en escena de personajes de lo más interesantes, “Los últimos Jedi” destaca en una secuencia en particular de la que hablaré al final, pero en base a ello, me refiero a un nivel de “fan service” mucho mejor llevado a cabo, menos gratuito y más cohesivo. “The Force Awakens” pecaba de una extensión de este defecto y de otros detalles que aclararé en una probable futura crítica, pero lo que le quita puntos a “Los últimos Jedi” en este caso es, para mí, el guión: las escenas no tienen conexión alguna las unas con las otras, pues están puestas sin más. Además, tiene momentos completamente de cachondeo infumables, y no me refiero al humor de la película.

Una de los mayores “defectos” que se le han atribuido a este film ha sido el sentido del humor, puesto que los personajes hacen coñas entre sí. Es algo que no entiendo, puesto que este aspecto ha estado siempre presente en Star Wars. La franquicia puede haber sido mejor o peor; puede haber tenido mayor o menor originalidad, pero lo que tengo claro es que nunca han sido films profundamente serios. Tenían sus momentos de drama, pero eran en especial películas de aventura, con un guión ligero y llevadero para no atosigar demasiado al espectador; y el humor siempre ha calmado los temas serios en la franquicia.

Aquí sucede exactamente lo mismo, y de hecho, está bien medido; le da cierto ritmo que le es enteramente privado al film por la falta de estructura. Esto sucedía en Rogue One, y aunque aquí los personajes son interesantes y están por lo general bien escritos, tienen un fallo muy importante: gran parte de lo que es contado en el episodio VII es ignorado por completo; la forma de ser de ellos, lo que han aprendido, etc. No voy a dar detalles porque quiero reservar la zona de spoilers para otros temas más urgentes, pero si habéis visto el film seguro que entenderéis a qué me refiero.

Aparte del sentido del humor, “Los últimos Jedi” hace muchas otras cosas bien: cómo está filmada, la banda sonora de John Williams que es sencillamente bestial, de las mejores de la franquicia; y también una puesta en escena de Kylo Ren que, al menos a nivel personal, me ha fascinado a todos los niveles. Tiene algún que otro momento de incoherencia también (momento que mencionaré en los spoilers), pero en general, opino que es un gran personaje, con un estilazo no sólo para vestir, sino para luchar; además, el actor me parece que hace un buen trabajo y representa perfectamente qué es Kylo Ren. Por decirlo de alguna manera, intimida lo suyo y no exagero si digo que ha pasado a ser uno de mis villanos preferidos en general y en la franquicia, superando incluso a Darth Vader; esto, desde luego, es enteramente personal, como digo.

Los que hayáis visto la película, o los que no y queráis que os destripe ciertas partes del film, podéis seguir leyéndome en la zona de spoilers; los que no, os recomiendo que no critiquéis la película por criticar y que os hagáis una lista de qué define exactamente Star Wars, para no caer en la misma trampa que muchos más. Es un muy buen film, capaz de entretener y de hacerte pasar dos horas y pico muy agradables.

Zona spoiler:
Aquí, quería hablaros de tres o cuatro escenas clave que para mí han sido los dos extremos de la película. Pongámonos a ello:

– En cierto momento, la nave donde los rebeldes se hallan es explotada y Leia flota en el espacio. La puesta en escena es “perfecta” para terminar con el personaje de Leia Organa (en especial tras el triste fallecimiento de su actriz, Carrie Fisher), pero lo que Leia hace es abrir los ojos, sacarse la chorra, extender la mano y utilizar su lado de la Fuerza para acercarse a la nave. Toca a la puerta, la encuentran y la hospitalizan. Entiendo que Leia tenga el poder de la Fuerza, pero me parece enteramente ridícula la escena y la forma tan pobre de salvar a un personaje para la próxima película. No entiendo qué esperan hacer ahora que Carrie Fisher ya no está; se ve que logró filmar varias escenas, pero van a tener que hacer un montaje cutre o explicar su fallecimiento con texto y lo cierto es que va a desentonar bastante, pero veremos qué pasa.

– Otra escena infumable me ha parecido la muerte de Snoke a manos de Kylo Ren; han desaprovechado enteramente a este personaje para profundizar en Kylo. Por ese mismo motivo no me ha disgustado tampoco a nivel personal, porque aprecio el esfuerzo por Kylo Ren; pero la forma en que muere me parece incoherente a niveles de lógica y de guión. Eso sí, la escena de lucha con Rey y Kylo contra los guardias de Snoke que sigue me parece una sacada de chorra tan grande que se la perdono a Rian Johnson.

– Y tengo que mencionar lo que es para mí el mejor punto de toda la película y probablemente la secuencia más bonita de toda la franquicia: la muerte de Luke Skywalker. En este caso, está todo tan bien filmado que la muerte de un personaje tan querido me llega hasta lo más profundo del alma. Habiendo ya sufrido anteriormente una escena desgarradora entre él y Yoda (porque sí, Yoda aparece), luego tenemos que ver cómo Luke utiliza lo que le queda de poder para proyectarse en la base donde los rebeldes se resguardan y son acosados por Kylo Ren y su insaciable ira. Y así pues, Luke se despide de Leia y se hace uno con la Fuerza, un bello homenaje a lo que le sucedía a Obi-Wan Kenobi en “Una nueva esperanza”. Me ha emocionado mucho y me ha dolido perder a un personaje tan querido que, a pesar de ser previsible, ha tenido una de las puestas en escena más ricas que he visto en años. De verdad, toda esa secuencia es un 10/10 impepinable.

Paz.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s