Crítica: Boku No Hero – Academia (2)

No tengo palabras. Por supuesto, esto es una forma de hablar, porque de lo contrario no os estaría escribiendo una crítica de vete a saber cuántas palabras me salen, pero esto es lo que me ha pasado por la cabeza el tiempo que he visto la segunda temporada del que es a día de hoy mi shonen (del estilo) preferido. Como decía por Twitter, no me gusta contar Death Note como un shonen (a pesar de que lo sea), porque comparar ambos sería comparar la disertación de la pena capital, de la vida y la muerte, con la motivación de cada uno para seguir adelante en la vida y con superhéroes.

Y vale que Boku No Hero no es únicamente eso. De hecho, en su temática simplista es donde se hallan los detalles; esos ápices de sabiduría y de reflexión que están destinados a hacer pensar a los jóvenes, pero también a los adultos, por qué no. Al fin y al cabo, los momentos emotivos de Boku No Hero están tan bien medidos, esperando detrás de la puerta para hacer una aparición triunfal, que al final es inútil intentar retener lo que sientes con este anime.

No estoy diciendo que me haya pillado tan desprevenido como lo hizo Toradora!, pero sí tengo que reconocer que esta segunda temporada ha mejorado increíblemente lo que la primera hacía “mal”; que tampoco era gran cosa. Simplemente, la primera temporada se contentaba en explicarte cómo eran y cómo iban a ser las cosas de ahora en adelante, proponiéndote un (enorme) elenco de personajes, cada uno con su momento de gloria brillantemente medido en la duración de 13 episodios; y ahora, en estos nuevos 25, no sólo vuelven a tener todos y cada uno de ellos un momento de gloria, sino que se permite volver a ellos una y otra vez para hacernos más y más a sus formas de ser, a sus Individualidades, a sus metas. Por eso, creo que si le preguntas a miles de fans de Boku No Hero cuál es su personaje preferido, o sus personajes preferidos, tendrás listas con puestos tan variados e interesantes que tendrás que quitarte el sombrero y aplaudir ante la brillantez con la que se cuenta la historia en Boku No Hero.

Por eso, me sorprende que un shonen que no busca tan lejos como Death Note lo hacía sea capaz de darle treinta mil patadas a animes como Naruto, One Piece o Bleach (en mi humilde opinión, por supuesto). Boku No Hero cuenta con un tiempo muy limitado en su primera temporada y por eso, como decía, cuenta lo que tiene que contar; te dejan claro que están intentando hacer espacio para más adelante, y esto se ve en esta segunda temporada donde las cosas explotan de forma simplemente sublime, especial, mágica y bien pensada.

Si me paro a pensar en Attack On Titan, me percato de una cosa: la segunda temporada de ambos mejora lo que la primera hacía mal, pero con Attack On Titan no sucede de forma tan sublime. Es más, la segunda temporada de Attack On Titan me parece buena, mucho mejor de lo que la primera (la cual me dejó indiferente) me pareció; Boku No Hero no se preocupa en “tapar algunos problemas serios” de su producción como lo hace Attack On Titan, sino que directamente busca tocar la cima, la cúspide narrativa y visual, y lo logra de una manera tan indiscutible que es difícil no sentir admiración por todo el equipo detrás de este proyecto. Por supuesto, sólo puedo hablar del anime ya que no he leído el manga (todavía).

Podría tirarme todo el día numerando las cosas que Boku No Hero hace bien: sus personajes, su narrativa simplista pero complicada al mismo tiempo, su música, su forma de jugar con tus emociones, … Pero me voy a centrar brevemente en una que me parece uno de los mejores puntos de la serie: la forma en la que juegan con tus emociones.

All Might representa dos factores muy importantes: en primer lugar, es un personaje como cualquier otro, con sus metas, sus temores, sus dudas (a pesar de ser tan glorificado) y sus sentimientos; por el otro lado, All Might no es sólo el superhéroe más reconocido en el mundo, sino que representa toda una ideología. El objetivo del villano principal, Shigaraki, es desconocido hasta cierto punto (no os spoilearé nada); y pronto uno se da cuenta de que los villanos desean acabar con All Might porque así podrán demostrar que tienen razón en aspectos sociales, políticos, importantes.

Deku es un personaje que admira a All Might y que quiere ser como él; su contrapartida, Bakugo, era (y tal vez sea todavía) así en su infancia. En ese punto, cuando entiendes todo lo que está escrito por debajo, te das cuenta de que Deku y Bakugo no son tan distintos al fin y al cabo; y como ellos, toda la comunidad de superhéroes que sostiene a All Might. Entonces, All Might se convierte en todo momento en el punto de mira, en un ejemplo a seguir o a aniquilar, en algo más que un personaje.

Este concepto me parece sencillamente brillante, porque All Might es un superhéroe que poco a poco se va haciendo más débil, que está perdiendo fuerzas y que es consciente de que un día, sea cercano o lejano, él ya no estará; por ello, necesita a Deku para que sea él quien lo suceda. Y en base a estas líneas, el guión se extiende de forma tan brillante, rozando la perfección, que uno se inquieta cada vez más por él, por el peligro que corre en manos de los villanos y, directamente, en manos del tiempo, de la edad, del saber que como todo el mundo, desaparecerá algún día y se sufrirá siendo consciente de ello.

Y por cierto, Shota Aizawa es la polla; mi personaje preferido.

No me queda mucho más por agregar; simplemente, os aconsejo de corazón ver este anime si no lo habéis hecho y darle la oportunidad de leer entre líneas. Yo lo he hecho y ha subido a mi top 10 de animes preferidos (en 6ta posición).

Un fuerte abrazo y paz.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s