Crítica: Titanic

Me sorprende que, a día de hoy, Titanic tenga en Filmaffinity una media de 6,8, y que además esté en el puesto número uno de “las películas más sobrevaloradas” y “las películas que más odio”, lo cual es un tanto absurdo para la primera cuando precisamente la media está debajo de la nota que este film realmente merece o que por lo menos yo le atribuyo después de un segundo visionado que le di el otro día; detallado, objetivo, centrado.

James Cameron puede haber tenido muchos defectos en su carrera, y no necesariamente ha hecho únicamente buenos films (“Pirañas” dejaba mucho que desear), pero Titanic es sin lugar a dudas el punto más alto al que ha llegado en su carrera; el film con mejor calidad en cuanto a pura narrativa, al aspecto audiovisual, que fusionado con la música del mítico James Horner, se estrella contra una bomba de oro que lo hace relucir todavía más de lo que ya relució en su día.

Resultado de imagen de titanic film

A día de hoy, Titanic me parece de todo menos envejecido. A pesar de que la trama es simple (y previsible, pues todos en aquella época conocían esta horrible tragedia), James Cameron aprovecha esa ventaja para meter mano a su cámara, para desarrollar a sus dos personajes principales, Jack y Rose (en especial Rose). Titanic funciona tanto para quienes conocen la historia detrás como para los que no, porque la mitad del film es una historia romántica al uso, clásica y bien desarrollada, y la otra mitad es toda una catástrofe; una degeneración progresiva que culmina en un final tranquilo, pero sin lugar a dudas descorazonador.

Titanic no es un film perfecto, y tiene varios fallos: aspectos en la trama, una longitud tal vez un tanto desmesurada pues su ritmo decae en ciertos puntos, y un tono que, como decía, cambia de una mitad a la otra. No obstante, lo que lo hace tan especial es importante; mucho más que lo que hace que flojee.

Resultado de imagen de titanic film

El movimiento de cámara, los ángulos que James Cameron toma, la forma en que te hace soñar y más adelante meterte de lleno en la tragedia… Está todo tan bien calculado que es difícil no sentirse fascinado viendo a Rose y Jack bailar, con un movimiento circular de cámara; o viéndolos correr por sus vidas en el barco que se está hundiendo (no lo considero un spoiler) con movimientos más bruscos, agitados y con una música que incluso en momentos se toma a guasa su propia tragedia.

Sí, señores: James Horner logra sacarse de la manga una banda sonora brillante, pero en ciertos puntos parece querer calmar la agitación que hay en el film con música alegre en momentos tristes. Lejos de ser un error, es un buen intermedio para agilizar las cosas, para que el film sea más asequible y no quieras pegarte un tiro.

Resultado de imagen de titanic film

En cualquier caso, no tengo mucho más que decir acerca de Titanic; tal vez no sea una crítica tan larga como las que estoy acostumbrado a escribir, sino más bien unos pensamientos cortos que quería compartir con vosotros. Por supuesto, podéis estar de acuerdo y asentir con la cabeza, o pensar que soy idiota y no compartir mi opinión. Allá vosotros.

Sólo me queda agradecer a James Cameron el haberme emocionado por segunda vez con su film y aplaudirle por su hábil trabajo en el que es para mí su mejor film.

Paz.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s